in

Deceso

No te pido mucho, más que me sostengas en tus brazos.

Pero eres silencioso, y llegas vestido de noche, y las estrellas brillan en tu mirada.

Escucho las gotas de lluvia caer afuera, y sin embargo no deseo más que tu frialdad me abrace. 

Sólo siento la música, ya no la escucho. 

Dejé de escuchar cuando llegaste por la noche y me susurraste “esta noche moriras”. 

Morí.

 Y no me sostuviste, me dejaste desvanecerme en la neblina de esa tormentosa y oscura noche.

Desee por un momento que tan sólo me amaras.

Me perdí en el sendero de regreso. 

Nunca pude regresar. 

Me perdí en tu hermosa pero cruel mirada. 

What do you think?

65 points

Eterno.

RECONFRONTACION