in

MIS DEMONIOS INTERNOS.

Tal vez sea uno, tal vez sean varios, realmente no lo sé, quisiera saberlo para poder callarlos, estos monstruos no tienen cuerpo, no son físicos, no son de este mundo, van más allá del espectro visible, van más lejos del rango que el ojo humano puede ver, sin embargo, están más cerca de lo que podemos imaginar, sí, así como lo oyes, esa es la razón del porque escribo esto, mi monstruos son la causa de estos escritos, sí alguien los ha oído, por favor contácteme, tal vez los podamos callar juntos.

Escribo como una rebeldía ante ellos, escribo para no pensar, mi mente es un lienzo en blanco, que, en todo momento, necesita ser pintado, las ideas fluyen, como un río sereno, me traen paz y tranquilidad, sin embargo, estruendosas piedras o más bien rocas, producen un estallido que me quita el aliento, a ese primer monstruo lo llamo ansiedad. Estuve en Psicólogos y psiquiatra, incluso bajo medicina, pude silenciarlos, pero ahora están de regreso, el momento que no quería ha llegado, en efecto me preparaba para esto, comento: “nunca había escrito tan fluido, es realmente un arte”.

Tal vez un monstruo me preparaba para otro, actuó normal, como si nada, un rostro falso, es peor que aquellas palabras que solo fueron expresadas para no ser cumplidas. Tal vez estoy loca, por lo menos no soy más del montón, espero que cuando salga de aquí, de este vil y terrorífico infiero terrenal, pueda ayudar a otros.

A veces tengo pensamientos muy extraños, quisiera eliminarlos, veo sangre, la cual no me gusta, me gustaría cortarme, aunque la sensación debe ser horrible, no soy valiente para tal cosa, cuando me encuentro en momentos demasiados extremos, lloro, incluso no puedo gritar porque tengo una hermana, que sospecho que también tiene monstruos, solo que no tengo una fuerte relación con ella.

Esos monstruos los tendré por siempre, así que aprenderé a sobrellevarlos, necesito conducirlos, porque los haré amigos míos, no los puedo matar, porque si lo hago, me iré con ellos.

Me relaja escribir, el poder sacar todo lo que tengo en mi mente, y despejarla, esos monstruos me dice que siga escribiendo, tal vez, sea una enfermedad, me hubiera gustado que mis padres hubiesen sido más estrictos conmigo, más carácter, para evitar lo débil que realmente soy, de ahí cree un muro para protección, el cual se rompió y debe seguir así, porque lo volveré a construir con mis reglas, y bases, para que no sea cimentado en debilidad, ahora, dejare de escribir, porque tengo que hacer deberes, ni quiera sé por qué lo hago, en muchas ocasiones mi mente está en otro lado, ni siquiera me puedo expresar bien.

Mis ojos arden, lo sé, cuando ese monstruo sale, sin embargo, lo cayo y continuo, no necesito callarlo, necesito demostrarle quien manda, y que no tiene ninguna potestad sobre mí.

Ahora le digo, que soy la que tiene el control, y le hare ver quien manda.

Att: Una anónima para su mostro interno.

What do you think?

Newbie

Written by Zenia

Primer paso

Deja una respuesta

Amar

Nada es como antes.