in

¡anunciando la muerte!

No es una velada romántica, es una pesadilla en carne propia…

sonando las campanas de la media noche aúlla un lobo,

mientras dos jóvenes enamorados se pierden en el pastal de un bosque

con un resplandor entre cristales oscuros.
Acompañados de la luna llena

dispuestos a saciar las ganas de su primera vez.

¡paisaje hermoso! Y un joven apasionado por poseer la carne.

Acompañado entre búhos, murciélagos y ya desnuda aquella joven hermosa

que al mero rose de sus yemas soltó un gemido.

 (pobre joven apasionado que no sabe lo que despierta).

Deslizándose suavemente, y subiendo hasta sus senos…
Dichosa ésta, que consiguió saciarse sin usar el mas caro anzuelo; más que su belleza. Acompañados de besos se aproxima cada ves mas el anhelado y mutuo acontecimiento

 con distintos placeres…
 Pues está mujer de piel blanca es descendiente de una tribu de antropófagos;

 mientras que esté pobre, es solo esencia de sangre pura, queriendo experimentar placer.

Brisas frías acompañadas de fantasías y tentaciones;

gemidos que anuncian el famoso acontecimiento llevado a cabo…
Él penetrando sus entrañas, mientras ella penetra su cuello de un mordisco.

Dando como punto final un hombre complacido, una mujer que sacio su sed

y un mar de sangre pura que anuncia el despertar de la vida eterna, de un amor puro.

DNDA: JUAN SANTOS

What do you think?

98 points

Deja un comentario

Loading…

0

Reflexión

¡SABES QUE VIDA…! Ni me Rindo y mucho menos voy a Renunciar