in ,

¡Mates con mi amante!

Un día luego de casi tres años me invito a ir a su casa a tomar mates.Hasta ese momento pensé que todo sería normal.Llegue, me tiro la llave por la ventana como era de costumbre…No es que siempre estábamos en su casa…Tampoco que nos juntáramos solo para tener relaciones como muchos creerán…Nuestra relación no iba por ese camino, más bien por una relación de grandes amigos, juntarnos a tomar mates, fumarnos un pucho y esas charlas interminables…Para mi edad y mis gustos, era algo genial ya que me llevaba unos años de más y tenía más experiencias de vida, me hablaba de cómo afrontar los problemas, sus pro y contras, charlábamos mucho en general.Era una persona increíble y para mí… Un profesor sin igual.Durante estos casi tres años, en el último tiempo se encontraba algo raro, diferente, no era como siempre, sus tratos, sus mensajes, su voz…Había cambiado mucho por mí, este recuerdo jamás se me va a borrar.Teníamos problemas, peleas como cualquier pareja, lo único que nos diferenciaba era que no salíamos juntos a la luz del día.Esa tarde una vez que llegue, la puerta estaba abierta, pedí permiso y entre, él ya tenía un cigarro prendido, se lo veía muy nervioso, siempre fumaba en la ventana para no impregnar la casa con ese olor, se lo veía mal, como si todo se había ido por la borda, yo no entendía nada…Me dijo que tomara asiento, me senté donde siempre lo hacía, me ofreció algo de beber, sin siquiera mirarle le respondí que un vaso de agua estaba bien…No me lo dio, solo lo puso sobre la mesa…Dirigiéndome le pedí que comenzara a hablar… Por qué me había hecho ir…Tan nervioso estaba que caminaba de un lado hacia el otro, de un lado hacia el otro por el living, comenzó a contar nuestra historia, como nos conocimos, nuestro primer beso, muy detallistas sus oraciones…No entendía aun a donde quería llegar con esto.Cada vez más nervioso, mas alterado, saco el tema de cada vez estábamos más apegados, más cosas en común, ya habían sentimientos en esto, y eran tantos, que no nos daba miedo a dejar todo por seguir juntos.“Tengo más filin y gustos en común con vos que con mi mujer” – frase que jamás la olvidare – Hasta yo me puse nerviosa ese día, no recuerdo como me fui, solo sé que ese día no hablamos más. Decidimos darnos un tiempo ver bien, pasaron unos meses, no nos veíamos o muy de vez en cuando.

Entonces no sería más fácil llamar para “terminar con alguien” en vez de “vení a tomar unos mates”

What do you think?

98 points

Total votes: 2

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 50.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 50.000000%

Deja un comentario

Loading…

La oscuridad… ¿Un miedo?

40 DE LAS MÁS BELLAS PALABRAS DEL CASTELLANO