in

Si la vida es una herida la dejo que duela

    Si fuese un gato… perdería mis siete vidas intentando conquistar ese corazón herido.

 Si fuese vegetariano… me volvería loco por la carne de tus labios, al oirlos susurrar un te quiero.

 Si fuese el tiempo… pararía o regresaría cada momento antes de herirte el “olvidado”.

 Si fuese el “olvidado”… dejaría de lado el orgullo; para pedirte perdón y volver con sexo de reconciliación.

 Pero sólo soy lo que ves… un poeta con cartuchos de tinta, jugando a la ruleta rusa. Dispuesto a morir intentando curar esas heridas, recitando versos cortos cada día; mas solo me abres tus piernas y no tu corazón… Después de estos puntos seguidos tal vez quieras borrar dos, para dar final a esto que escribo, final a esta vida y vida a la tinta de esta lapicera.

What do you think?

97 points

Total votes: 1

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 100.000000%

Deja un comentario

Loading…

Tu esencia

Con paz, y sin razones. Ironía